Provocaciones contra las jugadoras del Vaticano: eligen no jugar

El equipo de fútbol femenino del Vaticano sufrió ataques durante su debut internacional en Austria: un partido amistoso en Viena con las futbolistas austríacas de Mariahilf para celebrar el 20º aniversario del club austriaco se convirtió en una ocasión para atacar a la Iglesia Católica. 

Las jugadoras recibieron una “bienvenida inesperada” con pancartas polémicas y gritos en las gradas. Mons. Pedro López Quintana, nuncio apostólico en Austria estuvo presente en el evento.

Cuando sonó el himno del Vaticano, tres jugadoras austriacas se quitaron la camiseta para mostrar mensajes pro-aborto escritos en su vientre y espalda. Luego lanzaron lemas polémicos sobre la posición de la Iglesia Católica sobre la homosexualidad. Ante tal actitud, las jugadoras del Vaticano han preferido abandonar el campo y no jugar.

En un comunicado en su sitio web, el club austriaco declara “desvincularse” de la acción preparada “independientemente” por las tres jugadoras y, por lo tanto, presenta sus “sinceras disculpas” al Vaticano. Sin embargo, el club también afirma “entender” los mensajes de las tres jugadoras, aunque el momento de su expresión fue “inapropiado”.

Las jugadoras del Vaticano, junto con el director deportivo, tomaron la dolorosa decisión de no jugar el partido para no continuar la instrumentalización de lo que se esperaba fuera una fiesta deportiva.

Turismo

Joomla Extensions