Si hubo fallas en la seguridad, la administración de estos lugares debe reparar a las víctimas.


Entre el primero de enero y el 30 de noviembre de este año, según cifras de la Dijín de la Policía Nacional, se presentaron 2.279 denuncias por hurtos a personas al interior de los centros comerciales en la capital del país.

De estos, 1.835 robos ocurrieron sin el empleo de armas, por lo que el raponazo y el cosquilleo son las modalidades que más emplean los delincuentes en estos lugares. Pero también los cometen con armas blancas (177) y de fuego (84). En esta temporada navideña, por las aglomeraciones que se generan en estos sitios, los hurtos pueden aumentar.

Según explicó Jhonny Pérez, gerente de consultoría de Alto, una multinacional de vigilancia que tiene a su cargo la seguridad de algunos centros comerciales y en por lo menos 500 establecimientos de mediana y gran superficie en Bogotá, la responsabilidad de este tipo de hechos recae en algunos casos en los administradores de estos sitios y en otros, en las víctimas.

"Sí hay una responsabilidad del centro comercial y el ciudadano debería tomar contacto con el personal de seguridad o la administración para poner su queja. Ellos deberán revisar si tienen responsabilidad o si por el contrario se trata de un descuido", explicó Pérez.

Agregó que ha habido casos de fleteo, asaltos o taquillazos y que si no se tienen integrados centros de alarma que se conecten con las autoridades, hay responsabilidad de los administradores. "Si hay una plazoleta de comidas, o unos baños que son sitios delicados, y no tienen cómo disuadir o controlar por ejemplo con personas de aseo que estén entrando y verificando, hay responsabilidad del centro comercial", expresó Jhonny Pérez.

Argumentó que estos establecimientos deben generar acciones de prevención con mensajes que alerten a los visitantes a no descuidar sus pertenencias en algunos lugares en particular y contar con cámaras de vigilancia que sean disuasivas.

En definitiva, si a usted lo roban en un establecimiento de estos, debe acercarse al personal de seguridad, radicar la denuncia y ellos deben notificar a las autoridades, aportar todos los insumos necesarios para la investigación y, de ser el caso, responder por las pérdidas.

Robo en parqueaderos

Por otro lado, lo que le suceda a su vehículo mientras permanece en el parqueadero de un centro comercial es completa responsabilidad de la administración. De ocurrir algo, el establecimiento debe recibir el reclamo, realizar la investigación y dar respuesta.

"Se debe tener cuidado con algunos clientes que tienen un negocio de reclamos, pero se les puede hacer seguimiento", precisó Pérez.

EL TIEMPO REDACCION BOGOTÁ

Turismo

Joomla Social Extensions